A la luz de la Divina Comedia

De todos los viajes míticos y descensos infernales que podemos encontrar en la literatura y mitología universal,el más representativo, poderoso, oscuro y luminoso pertenece a la obra maestra del florentino Dante Alighieri. La Divina Comedia es, a la vez,viaje mítico, descenso al mundo de los muertos y retorno redentor por excelencia. Y es que justamente la fuerza poética de la obra radica en las impactantes imágenes mítico-oníricas, que cobran valor de realidad en cuanto son estados de la conciencia humana que se abre al conocimiento de las propias debilidades y fortalezas. Y digo mítico-oníricas (entendiendo por oníricas como fracciones de la consciencia y la inconsciencia) puesto que el viaje de Dante es tanto personal como colectivo. Es él quien asume la responsabilidad de visitar el inframundo, un lugar donde los personajes que se le cruzan son los por él conocidos, donde quién lo guía es su maestro espiritual en el mundo de las letras y quién lo llama es el amor de su vida que recientemente había muerto. Sin embargo las representaciones de estos mismos personajes en la obra dantesca aluden a estados del alma y la conciencia que son colectivos e irrenunciables a la humanidad toda. Cada personaje y suceso, por particular que sea a la visión medieval del florentino, representa un estado universal y permanente de los vicios y virtudes del espíritu humano de todos los tiempos y todos los espacios.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s